Inodoro

Se necesita mucha agua para producir los alimentos que comemos, la energía que usamos y todas las cosas que compramos. Siga los consejos que indicamos más abajo para ahorrar agua y reducir así su consumo al utilizar el inodoro del baño. Allí encontrará muchas maneras de reducir su huella hídrica.

Si no puede reemplazar su inodoro de flujo alto, coloque una botella de plástico llena de agua en el tanque del inodoro para reducir la cantidad de agua por descarga.

Para comprobar si hay una fuga en el inodoro, ponga tinte o colorante en el tanque. Si el color aparece en la taza sin que le haya bajado al excusado, entonces existe una fuga que debe ser reparada.

“Si es amarillo, déjelo. Si es marrón, deshágase de él.” El refrán puede ser un cliché en los Estados Unidos, pero en realidad es buen consejo. Si usted está asqueado por el “amarillo”, sólo baje la tapa del inodoro pero no suelte el agua.

No arroje cosas en el inodoro para deshacerse de ellas. Tire los papeles y demás residuos en el bote de basura.