Perdidas o goteos en el exterior

In cómo ahorrar agua, disminuya el empleo de agua en el exterior

Se necesita mucha agua para producir los alimentos que comemos, la energía que usamos y todas las cosas que compramos. Siga los consejos que indicamos más abajo para ahorrar agua y reducir así su consumo al arreglar las pérdidas o goteos. Allí encontrará muchas maneras de reducir su huella hídrica.

Revise su sistema de riego cada primavera antes de encenderlo, y corrobore que no haya ningún daño causado por las heladas del invierno. Un sistema de riego con una fuga tan pequeña como 1/32 pulgadas de diámetro (aproximadamente el grosor de una moneda de diez centavos) puede desperdiciar alrededor de 6,300 galones de agua (y un montón de dinero) cada mes.

Lo primero que debe hacer con su sistema de riego es asegurarse de que esté bien ajustado y no gotee, así no estará regando su jardín en demasía.

En ocasiones es frustrante no poder encontrar la fuga que tiene nuestro sistema de riego. No se preocupe, porque el programa WaterSense tiene una lista de socios certificados en el tema de la eficiencia del agua. Ellos le ayudarán a detener su fuga.

¿La manguera de su jardín gotea? ¿Sabe si la fuga proviene de la llave o de la manguera?

¿Su piscina está perdiendo agua? El primer paso en la búsqueda de una fuga de piscina es determinar si la pérdida de agua es causada por un escape o por la misma evaporación (en cuyo caso, ¡es necesario cubrir la piscina cuando no está en uso!).

Si usted tiene una bañera de hidromasaje, manténgala cubierta para no perder agua por evaporación.

Si la fuente o estanque en su tranquilo sitio al aire libre está en peligro de ser arruinado por una fuga, reparar y recuperar su espacio Zen.

La manera más fácil de saber si tiene una fuga en casa es examinando su uso de agua en invierno. En general, si una familia de cuatro supera el uso de 12,000 galones de agua por mes (45,424 litros), entonces podrían tener una fuga.

Escoja un momento en el que nadie necesite utilizar el agua por unas horas y revise su medidor de agua antes y después de un período de tiempo (De 15 min. a un par de horas). Si el medidor no lee exactamente lo mismo, probablemente hay una fuga en alguna parte.

Aunque puede ser difícil de encontrar, podría ser que exista una fuga entre el medidor de agua y la línea de suministro.